Estupenda velada la que vivimos en el Barcelona Comedy Club en Freedonia. El frío polar que nos azotaba no disuadió a unos cuantos valientes de acudir a su cita semanal con la risa.

Abrió la noche en Pau de forma brillante, ser el primero en abrir el fuego tiene mucho mérito, pero con la energía que le dan unos buenos “bolets” este hombre puede con todo!

Nos reencontramos de nuevo con nuestro amigo Xavi Castells, que demostró que ha vuelto en plena forma de su estancia en Estados Unidos. Y nos contó historias de Seattle, la ciudad en la que ha estado viviendo -Seattle, lugar mítico para la comedia ¡La ciudad de Frasier Crane!!- Benvingut, Xavi!!

Nos partimos de risa con David Barragán, que entre otros temas de actualidad nos habló de la posible prohibición de los piropos, un tema que afecta a todos los cómicos, que ahora echaremos a faltar esas espontáneas muestras de pasión arrebatadora que todos sin excepción recibimos al salir a esos escenarios de Dios.

La sorpresa de la noche fue que apareciera Albert Floyd, que estando de baja todavía por su lesión en el codo apareció a ver el show y entre todos lo liamos para que hiciera unos minutos, demostró que podrán romperle el codo pero nunca le romperán la capacidad de hacernos reír.

Tras ver a Oscar Sáenz contándonos historias callejeras de Badalona, todos nos quedamos con la ilusión de ir por ahí y que un gitano nos robe la cámara. A nosotros Oscar nos robó multitud de carcajadas!!

Cerró el show Pablo Ramos que nos hizo un bonito repaso sobre su infancia y su juventud, no olvidéis seguirle la pista de cerca a él y a su compañía de teatro “La Plurifarándula”!

Para cerrar la bonita velada, y como regalo especial a José Bailón que celebraba su cumpleaños -y al que felicitamos de nuevo desde aquí- cada cómico se despidió del público contando un chiste corto, en lo que fue la traca final. En definitiva mucho cachondeo y esperando ya a los cómicos que vengan la semana que viene. Piensen que en ese aspecto la comedia es muy rollo Rey Juan Carlos; cada día le salen hijos nuevos.