Con gran parte de sus socios arrasando en su gira por Madrid, el Barcelona Comedy Club arrancó una nueva sesión de cachondeo en el Freedonia. Presentados por Néstor Flórez que condujo la noche con guante de seda, puño de hierro y sonrisa de bandido.

Abrió la noche Sergio Picón, recién llegado de la capital, que nos demostró que es un todoterreno capaz de arrancar carcajadas en Madrid, en Barcelona o hasta en la sala de espera del dentista.

Recogió el relevo Xavi Castells que consiguió partirnos a todos de risa de principio a fin, y también logró que nunca más podamos ver una película porno sin replantearnos muchísimas cosas.

Las relaciones entre follaamigos son más divertidas desde la visión de alguien como Joan Cañellas. Joan podría montar un consultorio de terapia de parejas, no sé si resolvería problemas, pero al menos todos saldrían bien reídos.

Apareció por primera vez en Barcelona Comedy Club, Alex Martin, que demostró que está en el camino de lograr parecerse a su paisano de Hospitalet Victor Valdés. ¡Alex apunta a ser una pantera de la comedia!

Con la canalla de Sil de Castro aprendes mucho a la vez que te ríes. Ayer nos habló de secretos de la Biblia, de enfermedades antiguas… Y salimos todos siendo un poco más sabios y más sonrientes. ¡Recuerden que el jueves 5 en el Astoria con Comedy Central, todos ustedes tienen una cita ineludible con la gran Sil!

Y hablando de citas ineludibles… Sí, amigas… Apareció Ferri López. El show se cerró con las historias del colegio que nos contó el simpático calvete. No nos extendemos con él porque el chaval es pudoroso y se violenta cuando hablan de él otras personas.

Pues eso, que la semana que viene más monólogos en Barcelona, les esperamos con más comedia y con los micros afilados. Ya a los mandos volverá Jose Bailón, que conducirá la noche con guante de seda, mano de hierro y sonrisa de bandido. ¡Salud!!