Versión para vagos:

Cómicos cuentan chistes.


Versión “Equipo A”

Un comando, compuesto por algunos cómicos de Barcelona, decidieron llevar a cabo un proyecto, fueron acusados de luchar contra los partidos de fútbol, Gran hermano VIP y Pornotube.

Si tiene usted algún problema y le apetece una dosis de buen rollo, pase por el BARCELONA COMEDY CLUB y olvídelos a base de una terapia de risas.

Barcelona Comedy Club!!!

tititiiiiitititiiiitiririiii…


Versión romántica:

Durante un atardecer, dos locos idealistas se percataron de que faltaban sonrisas que acompañaran a la luna. Y con el coraje que da un corazón roto se lanzaron a la aventura cual quijotes del humor.
Encontraron una pequeña morada que acogió su sueño con la ternura de una madre. Y desde aquella dulce noche, los rayos de luna rebosan felicidad.


Versión cuento de hadas:

Érase una vez una ciudad muy muy lejana en que unos seres deprimían la vida de los ciudadanos mediante la crisis, el déficit, los rescates, la pobreza, los peajes, la corrupción, el reggaeton en los vagones de metro, las birras sin tapa y Gran hermano VIP.
La gente de la ciudad estaba triste y se tenía que desfogar follando en la Boquería

Ante ello, dos fornidos príncipes de la comedia y un pingüino rey intentan remendar la situación, sea lo que sea la palabra remendar.
Para ello se ponen en camino ipso-facto, cortos pero no perezosos, y empiezan a luchar contra los duendes del mal rollo, en una épica batalla. Finalmente consiguen la victoria y se comen un kebab mixto con salsa picante.

Al acabar se fumaron un buen porro de maría y os puedo asegurar que, durante ese rato, fueron muy muy felices.

Fin


Versión facha:

Enero 2012, aprovechando la España que deja Zapatero un grupo de vagos y maleantes, bajo el beneplácito de los sindicatos y más que probablemente financiados por el gobierno de Venezuela, se juntan en un antro de perversión en que unos titiriteros se dedican a proclamar consignas exabruptas y blasfemas.

Así mismo se dedican a ridiculizar los sagrados poderes del rey y la nación, y dedican toda su atención a la alcoholización, la droga y el sexo desenfrenado.
La situación es intolerable, pues se han dado caso de chicas que las han hecho reír hasta hacerlas abortar.


Versión zombie:

Barcelona es victima de una misteriosa enfermedad que ataca a ciudadanos de todas las edades, se trata de un virus que convierte a personas en apariencia normales en auténticos seres deprimentes, tales como banqueros, constructores o políticos.
Es un virus que ataca al cerebro, por lo que existe inmunidad en concursantes de gran hermano VIP.
Hasta el momento, el virus carece de cura, con lo que los infectados deben ser esterilizados mediante un contundente golpe en la cabeza, aunque existe la justificación de reventar también a reggaetoneros no infectados.

Ante este turbio panorama, un grupo de supervivientes decide hacerse fuerte entre las paredes del BCC, nutriéndose exclusivamente de cerveza y de risas.


Versión para gente con mucho tiempo libre:

Enero de 2012, la comedia en Barcelona se encuentra en dosis mínimas, sin existir un lugar en que los cómicos puedan probar sus nuevos textos y emborracharse tras ello.

Dos cómicos deciden poner punto y final a esa situación creando un show de micro abierto, se trata de Javier Nicolás Santiago y Néstor Flórez.

Dicho show se inaugura el martes 17 de enero en el Minusa, 1 mes después Javier es deportado a Argentina por ser demasiado entretenedor, y el show hace un giro de 360 grados para quedarse igual.

Jose Bailón se integra en el equipo a finales de marzo y el espectáculo sigue con altibajos hasta finales de mayo, que empieza a crecer ininterrumpidamente, entre otros motivos por el cambio de día a los lunes, el cambio de formato e inicio de una agresiva táctica de videos promocionales, cutres pero divertidos.

A todo esto, José había conocido a Jorge Segura en el Madrid Comedy Club, del que es creador, presentador y, en definitiva: jefazo.

En Septiembre 2012, tras un inicio de temporada grande, Jorge propone que el show pase a la gran familia de los comedy club, pasándose a denominar “Barcelona Comedy Club”, tras duras negociaciones deciden aceptar y lo celebran por todo lo alto, descorchando una botella de horchata hacendado.

La inauguración de la nueva etapa es un éxito, se mantiene una programación semanal en Inusual Project, junto a otra también semanal, en Craft BarcelonA. Consulta nuestra agenda AQUÍ.

Así que si queréis disfrutar de monólogos en Barcelona, ya sabéis donde estamos… nos vemos en los bares!